Oftalmólogo Pediátrico en Bilbao

La revisión oftalmológica infantil antes de los 3 años es muy importante

Bienvenid@ a la consulta de OFTALMOLOGÍA PEDIÁTRICA de MÉDICOS BILBAO.

En MÉDICOS BILBAO contamos con la colaboración de la Dra. María Sánchez, oftalmóloga pediátrica que dirige las consultas de OFTALMOLOGÍA BILBAO en Bilbao, Getxo y Zalla, clinicas oftalmológicas de referencia para las familias en el cuidado de la vista de los niños y adultos.

La revisión temprana por un oftalmólogo pediátrico es crucial para detectar problemas visuales en niños. La detección temprana de problemas como el ojo vago, la miopía o el astigmatismo puede prevenir problemas mayores en el futuro. Se recomienda que los niños reciban una revisión ocular completa antes de los 3 años y luego regularmente durante su desarrollo.

Es importante que los padres estén atentos a cualquier síntoma de problemas oftalmológicos en sus hijos, como dolores de cabeza, fatiga visual o dificultad para leer y escribir. En caso de sospechar alguna afección, se debe acudir a la consulta de un oftalmólogo pediátrico para una evaluación y diagnóstico preciso.

En nuestra consulta de oftalmóloga infantil la Dra. María Sánchez trata los problemas oftalmológicos pediátricos más comunes, entre los que se incluyen, entre otros:

  • la ambliopía u ojo vago
  • el estrabismo,
  • la miopía,
  • la hipermetropía
  • el astigmatismo. 

Sin embargo, los niños también sufren problemas oftalmológicos más complejos que no son tan comunes pero que un oftalmólogo pediátrico con experiencia puede diagnosticar y tratar. Entre estos se incluyen, entre otros:

  • la catarata congénita,
  • el glaucoma congénito,
  • la retinopatía del prematuro
  • la neuropatía óptica hereditaria de Leber.

En las consultas de oftalmología del centro MÉDICOS BILBAO podemos ofrecerte la siguiente oferta asistencial:

Resolvemos tus dudas

¿Cuándo hacer una revisión de la vista a un niño?

Las revisiones oculares en la infancia son cruciales para detectar y prevenir a tiempo problemas de visión que podrían afectar significativamente el desarrollo y aprendizaje de los niños. La detección temprana y el tratamiento oportuno de problemas oculares en la infancia pueden prevenir complicaciones graves y garantizar un desarrollo visual saludable. Se recomienda que todos los niños tengan una primera revisión ocular entre los 3 y 4 años, sin embargo existen algunas situaciones específicas en las que se considera necesaria una revisión ocular temprana a niños con factores de riesgo como prematuridad, bajo peso al nacer, antecedentes familiares de enfermedades oculares, signos de anomalías oculares, desarrollo motor o cognitivo retrasado, o ciertas condiciones médicas, deben tener una revisión ocular temprana. Es fundamental estar atento a cualquier señal de alerta que pueda indicar un problema de visión en los niños y consultar con un oftalmólogo de inmediato. No dudes en contactar con nuestra oftalmóloga pediátrica de Oftalmología Bilbao para que podamos aconsejarte

¿En qué casos hay que hacer una revisión oftalmológica temprana a un niño?

En Oftalmología Bilbao, nuestra oftalmóloga pediátrica María Sánchez podrá aconsejarte en tu caso específico, pero te avanzamos que si bien se recomienda que todos los niños tengan una primera revisión ocular antes de los 3 años, existen algunas situaciones específicas en las que se considera necesaria una revisión ocular temprana: 1. Prematuridad o bajo peso al nacer: Los bebés prematuros o con bajo peso al nacer tienen un mayor riesgo de padecer problemas oculares como retinopatía del prematuro (ROP), ambliopía ("ojo perezoso") y estrabismo. Por lo tanto, se recomienda que estos bebés tengan su primera revisión ocular dentro de las primeras semanas de vida. 2. Antecedentes familiares de enfermedades oculares: Si en la familia hay antecedentes de enfermedades oculares como glaucoma, cataratas, retinopatía diabética o distrofia macular, los niños deben tener su primera revisión ocular a los 6 meses de edad. 3. Signos de anomalías oculares: Si se observan signos que podrían indicar un problema ocular, como estrabismo (desviación de los ojos), bizquera repentina, caída brusca de la agudeza visual, dolor ocular intenso, enrojecimiento persistente, fotofobia (sensibilidad a la luz), visión borrosa o distorsionada, lagrimeo excesivo o secreción ocular, parpadeo excesivo o si el niño se frota los ojos con frecuencia, es importante consultar con un oftalmólogo de inmediato, independientemente de la edad del niño. 4. Desarrollo motor o cognitivo retrasado: Si el niño presenta un retraso en el desarrollo motor o cognitivo, esto podría ser un indicador de un problema visual no detectado. En estos casos, se recomienda una revisión ocular temprana para descartar cualquier anomalía visual que pueda estar afectando su desarrollo. 5. Otras condiciones médicas: Ciertas condiciones médicas, como la diabetes infantil, la artritis reumatoide juvenil o el uso prolongado de corticosteroides sistémicos, aumentan el riesgo de desarrollar problemas oculares. Los niños con estas condiciones deben tener revisiones oculares con mayor frecuencia según las recomendaciones de su oftalmólogo.

¿Cuáles son las enfermedades oculares más frecuentes en niños?

La detección temprana y el tratamiento oportuno de estas enfermedades oculares pueden prevenir complicaciones graves y preservar la visión del niño. Las revisiones oculares regulares son esenciales para detectar y tratar a tiempo cualquier problema de visión en los niños. Si observas algún signo o síntoma que pueda indicar un problema ocular en tu hijo, consulta con un oftalmólogo de inmediato. En Oftalmología Bilbao, la oftalmóloga pediátrica María Sánchez te podrá aconsejar para tu caso particular. Las enfermedades más frecuentes, serían: 1. Errores refractivos: Miopía (vista corta): Dificultad para ver objetos lejanos con claridad. Hipermetropía (vista cansada): Dificultad para ver objetos cercanos con claridad. Astigmatismo: Visión borrosa o distorsionada tanto de cerca como de lejos. 2. Ambliopía ("ojo perezoso"): Disminución de la visión en un ojo debido a la falta de uso temprano. Si no se trata a tiempo, puede afectar permanentemente la visión del ojo afectado. 3. Estrabismo (bizquera): Desalineación de los ojos, lo que puede causar visión doble y afectar la percepción de profundidad. 4. Cataratas congénitas: Opacidad del cristalino del ojo que está presente desde el nacimiento o se desarrolla en la infancia temprana. Pueden afectar significativamente la visión. 5. Glaucoma congénito: Aumento de la presión intraocular que daña el nervio óptico y puede provocar pérdida de visión si no se trata. 6. Infecciones oculares: Causadas por bacterias, virus u hongos, pueden afectar la córnea, conjuntiva o párpados. 7. Conjuntivitis: Inflamación de la conjuntiva, la membrana transparente que cubre la parte blanca del ojo y el interior del párpado. Puede ser causada por alergias, bacterias o virus. 8. Orzuelo y chalación: Inflamaciones de las glándulas sebáceas de los párpados. 9. Blefaritis: Inflamación del borde de los párpados. 10. Retinopatía del prematuro (ROP): Enfermedad grave que afecta la retina de los bebés prematuros o con bajo peso al nacer.

Mi hijo se acerca mucho al libro al leer, ¿Qué debo hacer?

Si tu hijo se acerca mucho al libro cuando lee, es importante que lo lleves a un oftalmólogo para que le haga una revisión ocular completa. Si bien acercarse al libro puede ser una señal de miopía (vista corta), también podría deberse a otros problemas de visión como hipermetropía (vista cansada), astigmatismo o presbiopía (vista cansada relacionada con la edad). El oftalmólogo podrá evaluar la visión de tu hijo, diagnosticar la causa del problema y recomendar el tratamiento adecuado. Recuerda que es fundamental no automedicarse ni tratar de corregir el problema por tu cuenta. Un diagnóstico y tratamiento adecuados por parte de un oftalmólogo son esenciales para garantizar la salud visual de tu hijo. Si estás en esta situación, contacta con la oftalmóloga pediátrica María Sánchez, en nuestro centro de Oftalmología Bilbao, y ella te aconsejará que debes hacer.

Más info. sobre Oftalmólogo Pediátrico
en nuestra web

NUESTROS PROFESIONALES

Conoce al equipo de Médicos Bilbao

María Sánchez María Sánchez

María Sánchez

Oftalmólogo Pediátrico


En MÉDICOS BILBAO, la Dra. María Sánchez ofrece su experiencia como OFTALMÓLOGA PEDIÁTRICA Y DE ADULTOS al igual que en sus otras clínicas de OFTALMOLOGÍA BILBAO para diagnosticar y solucionar tus problemas de visión seas niño o adulto.

Pedir Cita